-séptima temporada-

miércoles, 23 de mayo de 2012

El capítulo en que Anita Leporina se enfermaba

Ya me había levantado con dolor de garganta el lunes.


Hay algo que le dé más placer a una hipocondríaca que el  mercurio del termometro marcando unos muy legítimos 39 grados?


(Que en el cajoncito de mi mesa de luz los analgésicos se mezclen con las pastillas azules de veneno para los mosquitos vuelve la etimología de farmakon más asequible, más urgente)

Ahora q la fiebre me tiene postrada y moribunda en esta cama estoy tomando contacto profundo con nuestros medios de comunicación. 
Radio: Víctor Hugo tiene como un fuerte problema de adicción al trabajo. No importa la hora a la que prendas la radio, está transmitiendo el chabón. me parece mal tanta obsesión, VH, fijate. 
El próximo post sigo con el tema TV.


Hoy en el hospital donde me atendió el médico vi a un ciego chocarse de frente contra un matafuegos. se desplazaba por el pasillo con su bastón a un costado.  
Después pasó una viejita que se arrastraba porque sus piernas estaban flacas y torcidas, ya no querían funcionar más. Por eso tenía que ir a ver al médico, y hay que caminar hasta el doctor.
Las cosas son así de tristes.

Después compré el antibiótico y el enfermero me dio la inyección en la cola. No lloré ni un poquito.

4 comentarios:

Rob K dijo...

¡No estés triste! ¡39 es una excelente marca!

Julián dijo...

¿y porque no 40?

Dante dijo...

le hiciste el día al farmacéutico

Nicolás Giraldi dijo...

yo tb. cai enfermo despues de años de no engriparme, 4 dias de cama =P


espero que ya estes bien!