-séptima temporada-

sábado, 6 de marzo de 2010

El reino interior

Tras una larga mañana tramitando la renovación de su licencia de conducir, a Orsi le es dado acceder a algunas verdades sobre su persona. Con sangre endometrial, Orsi escribe:

Odio a las embarazadas. A todas. No, no son tiernas. Son unas hijas de puta que se cuelan en bancos, exámenes finales, la obra social, restaurantes, etc., etc.. Quiere alguien explicarme el argumento por el cual una persona que hace algunos meses tuvo sexo sin hacer uso de métodos anticonceptivos tiene más derechos que yo?

Por los motivos antes expuestos, me propongo ser -cuando me preñen- "La Embarazada más Copada del Mundo"...
Inútil que me cedas el asiento en el colectivo, voy a viajar parada.
Fumame al lado, no hay drama (cuánto más nocivo para el feto es respirar el plomo expedido por el escape de los autos mientras su madre camina por la ciudad -¿o acaso se van a vivir nueve meses al campo las muy hijas de puta?).
La copadez por antonomasia me la dará el hecho de que voy a estar dispuesta a golpear a cualquiera. Todos sabemos que no hay nada más copado que una embarazada que caga a palos a la gente.
El único antojo que voy a tener es destrozarle los dientes a puntapiés al que me diga: "Ay, qué liiiindo, estás esperando un bebito" . O sea... tengo gente en el cuerpo, no es que soy retardada, no me hablés como si estuviera en la etapa holofrástica.
Y cuando esté llena de placenta y carne de embrión (tipo 8-9 meses) aceptaré toda clase de apuestas: ¿que si me animo a tirarme desde el techo del quincho a la pileta? La doblo: te caigo bomba en la parte bajita.

Orsi deja la uterina pluma, se prende un Gitanes. Agarra el control de la TV y sintoniza Chacarita-Gimnasia.
Agitando la mano para alejarse el humo de la cara, García le dice:
-Ponelo en miud que el relator no me permite captar la sonoridad de los alejandrinos polirrítmicos de Darío.
-¿En mute? Pierde todo el encanto.
Anita Leporina intercede:
-¿Por qué no lo vas a ver al bar de la estación?
-Buena idea, ahí venden una caña paraguaya que es la gloria.


13 comentarios:

Rob K dijo...

In-h-ale tranquila los gases de escape, que no tienen ni traza de ese metal, le garanto que desde hace años la nafta es "plomo-free".

(Si Ud. afirma que un Chaca -Gimnasia televisado y con sonido tiene "encanto", ¿quién soy yo para dudarlo?)

Claude dijo...

Que divertido, y encima fuma Gitanes

Ri dijo...

Gitanes. Que bueno.

Anita Leporina dijo...

No te hagás el vivito, RobK -dice orsi-, por plomo entendamos CO, Nox, Sox e hidrocarburos varios.

Ri dijo...

Son muchos los años: con Claude, sin saberlo, ya comentamos lo mismo.

Anita Leporina dijo...

Un día me van a explicar cuál es el enigmático vínculo que los une.

Ri dijo...

Somos amigos, de esos que se ven todas las semanas. Somos amigos, desde el colegio.

Claude dijo...

Enigmático y desindividualizador vínculo llamado amistad.

Anita Leporina dijo...

Pasé por el blog a darle el toque leporino al post.

Claude dijo...

Estaba pensando en que cuando vea cosas muertas y descompuestas por la calle, les voy a sacar fotos y te las voy a pasar, como si fuera un corresponsal

ella dijo...

"tengo gente en el cuerpo"


. . . .. .
pero esa panza que tieneeeee, un pollo congelado puesto con cinta escóch de la gruesaa?????


es hipnotizante

faxe dijo...

Lindo sueño :) habrá sido una premonición de mi estado de ayer? no estuve tirado pero casi, una recaída de un resfrío, fiebre y dolor de garganta. Besos.

Alejo García Martín dijo...

Estoy de acuerdo con la energía desbordada y aplicada en la nota de opinión o lo que sea: ensayo? Pero creo que también hay que escribir sobre la famosa Dirección de Tránsito platense.