-séptima temporada-

lunes, 12 de octubre de 2009

Tragedia de la tortuga



Parte I: El incidente


Lunes 22 de junio, 14:30 hs.

Papá cortó el pasto y mutiló a la tortuga, que agoniza. Pronóstico reservado. Y el pasto quedó desprolijo.


Lunes 22 de junio, 22:00 hs.

Último momento: tortuga muestra signos vitales a pesar de tremendísimo agujero en la capocha. Ampliaremos.


Parte II: Eppur si muove



La tortuga cercenada por la cortadora de césped. Nótese el detalle del pastito entre las tripas.


Escribe Anita Leporina:
Después de pedir primeras ("una placa metálica y cuatro tornillos -dijo mi hermano, el veterinario-....eso sí: nada de tormentas eléctricas") y segundas opiniones ("desinfección, antibiótico inyectable y parche con Poxilina"), albergo gran esperanza en mi núbil corazoncito de que el quelonio sobreviva si es que no hay lesiones internas.


Parte III: Lo que mata es la incertidumbre.

Escribe Anita Leporina en su diario:
La tortuga no se mueve. ¿Estará en coma? No sé cómo verificar sus signos vitales, el caparazón interrumpe la lectura del estetoscopio. Traté de tomarle el pulso, pero las garras son muy duras, tienen como miniazulejos. En la televisión, unos periodistas dicen que murió Michael Jackson, otros dicen que aún está vivo, que se recupera de un infarto. ¿Está muerta la tortuga? ¿Está muerto Michael Jackson?


Parte IV: No me cajoneen el cadáver de la tortuga.


Sábado 27 de junio, 18:00 hs.

Sin Hollywood ni pedofilia ni chimpancés, la tortuga murió. Funeral mañana.

Cierto es que, en primer lugar, me entristece la desparición física de mi mascota, a quien siempre recordaré en su mejor momento: defecando banda, metida en el sucuchito que queda entre las paredes de la pileta de fibra de vidrio y el pasto. Pero no cesan de angustiarme las versiones que se tejen a mi alrededor; me increpa el Señor Nahuel: "¿Podríamos estar hablando de una eutanasia? ¿Estrés producto de la fama?.... o es que acaso sacás esta noticia para desviar la atención y no mostrar los problemas reales que sufre la laucha que tenés".


Parte V: Todas las tortugas van al cielo

Te fuiste una noche, descascarada, exhibiendo orgullosa tu herbívora alma. Se llevó tus restos de Bonobón a medio comer un chico de lindos dorsales, que agarró la bolsa del árbol y la encestó directo en el contenedor del camión. No habrá Ceamse ni Edén capaces de enterrarte en el olvido.




A-se-sino! A-se-sino! A-se-sino!





Anita L. y Minaya alimentando a la tortuga, en una época en la que no había pasto ni triviales tragedias domésticas.


.....................................................................................................................................................................

In memoriam
"Corazón" (1992-2009)



17 comentarios:

bar dijo...

a mi tortuga la fumigaron, en 1993, todavía la extraño .
te mando un afectuoso abrazo
aprovecho para mandarle saludos al cielo de las tortugas a Olsi, que seguro lee tu blog porque allá arriba tienen wi-fi

Tommy Barban dijo...

Todas las tortugas van al cielo me hizo llorar más que Platero y yo.

Welshire dijo...

Awww...
te parte el corazón. Hoy no estaba preparado-

Mi hermanita tenía una tortuga pero no volvimos a saber de ella (la tortuga).

Ri dijo...

Este post es genial. GENIAL.

Claude dijo...

Este es tu post maestro. Cuando en 100 años los autores de blogs sean objeto de estudio de nuevas ramas de las "ciencias" sociales, esta entrada va a ser citada como entrada magna algo así.

Milenrama_Descalza dijo...

Anoche fuimos a ver la última de Tarantino con la gente de alemana, no pude evitar hacer la comparación con este post! Lo que podría haber evitado fue hacerla mientras cenábamos, pero la música de Tarantino te pone tan contento que se perdona todo. o habrá sido la cerveza?

demonew dijo...

"villerita" este es mi blog!

remuneración pretendida dijo...

hace mucho q no me engancha asi algo escrito en un blog.

te cuento mi propia historia autobiografica quelonia.

mi memoria no es muy buena, pero para el caso viene siendo lo mismo.

mi papa tenia una tortuga que antes era de mi abuela hasta que se murio -mi abuela, no la tortuga.

despues se sumo un tortugo. se lo dio a mi papa un vecino que se quejaba del tortugo: "se la pasa contra la puerta queriendo escapar".

el tortugo y la tortuga parece, sin tener contacto visual o fisico, se deseaban a una cuadra de distancia. no se si esto sera mucha distancia en el mundo tortuguil, pero de algun modo se sentían.

el tortugo era notoriamente más joven y en consecuencia más pequeño que la tortuga. y más impetuoso. los primeros tiempos el tortugo persiguió insistentemente a la tortuga intentando procrear. la tortuga no solo escapaba a las corridas -si las tortugas tambien corren- por todo el patio, tambien lo mordía rechazandolo ferozmente - si, también pueden ser feroces las tortugas.

recuerdo también que mi viejo las llamaba para comer y las tortugas venian rapidamente. (les juro que esto no es un invento de mi memoria fallida, aunque sea otra cosa q va en contra de lo q solemos creer de las tortugas, incluso de lo que yo creia).

otra cosa que no me imaginaba, me acuerdo que iba a la casa de una chica a la q pretendia en mi adolescencia, y ahi aprendi que las tortugas que sí se quieren (por decirlo de alguna manera) gritan y hacen mucho ruido. cosas q en ese momento no sabia sobre las relaciones sexuales de las tortugas, entre otros animales, como los seres humanos.

ahi es donde mis recuerdos empiezan a ser mas borrosos, tal vez porque esto me lo contaron mis viejos, o tal vez por lo tragico de los acontecimientos.

creo q fue el tortugo. no se que paso con la tortuga. si vive o si ya no. pero la perra q tenian mis viejos estaba muy nerviosa y ladraba, y corria por el patio.
no le dieron bola.
un tiempo despues descubrieron que el tortugo habia caido adentro de una cubierta de auto. y ahi habia quedado atrapado. la famosa tragica muerte de las tortugas dadas vuelta. que eso si es bastante diferente de la de los humanos dados vuelta.

mis viejos quedaron con bastante remordimiento. creo que uno porque noto a la perra intentando avisarle, y no la entendio.
otro, creo que tuvo algun tipo de responsabilidad, al mover la cubierta o al tapar alguna via de salida del pobre animal sin darse cuenta. creo que no importa.

don ata deberia haber cantado
triste destino, los quelonios argentinos.

Anita Leporina dijo...

Uy, qué mal hace quedar tu comentario a mi post. Una verdadera tragedia: la peripecia del amor dichoso que acaba en desenlace dramático (condensada en la imagen del caparazón invertido), la culpa heredada (abuela-padres-hijo), la perra que (cual Tiresias o Casandra) resulta ignorada, la anagnórisis final en plena cubierta de auto.
El vecino quejoso (vamos, ¿cuánto te puede joder una tortuga?) no da Sófocles, más bien un costumbrismo pintoresquista de lo más simpático (por ahí Eurípides), pero de todos modos, funciona excelente.

remuneración pretendida dijo...

la verdad q no pense que vida y muerte de mi tortuga llegara a ser comparada con una tragedia griega...

pero bueno, al fin y al cabo, el mundo esta sostenido por cuatro elefantes y una tortuga, o no?

Anita Leporina dijo...

sí, y eppur si muove

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

Natu dijo...

tss...anita traidora imperialista

Mateo dijo...

Tres tortugas en mi haber:
-Manuela: desnutrición, 1991.
-Rodolfo: Goodyear, 1998.
-Isabel la católica: desaparición (presumible escape exitoso), 2005.

Lloré hasta el paroxismo con la entrada... Gracias por el dolor.

remuneracionpretendida.blogspot.com dijo...

mateo, como para no llorar. despues de tantos malos momentos, el tiro del final:
se te escapo la tortuga.

Anita Leporina dijo...

Estimado Mateo: se descubre cierta relación entre la suerte de tus consecutivas tortugas y los avatares del desarrollo de políticas neoliberales en América Latina. Revisemos. Hay algo raro.

Anónimo dijo...

Mi tortuga estaba hibernando (ya tenia mas de 4 años con nosotros) la tenia en una bandeja con una prenda de ropa y me confie creyendo que seguia en la hibernacion pero hoy mi hijo me dijo que habia muerto. La extraño mucho. Ojala este en un lugar mejor. Snif snif.